Instalación de una sauna en tu hogar o local

Instalación de una sauna en tu hogar o local.

instalar una reforma en casa

Por raro que parezca a veces nos encargan reformas de locales para proyectos determinados que exigen la creación de espacios muy diferentes como este del que te hablamos hoy destinado a una sauna. Algunos negocios como balnearios o gimnasios, o bien en algunas viviendas los clientes necesitan realizar una reforma en la que tenga cabida la instalación de una sauna.

¿Por qué instalar una sauna en una vivienda?

Aunque en nuestro país puede parecer una frivolidad, en países nórdicos es frecuente instalar una sauna dentro del propio hogar debido a los beneficios que proporciona. Es muy útil para limpiar la piel de toxinas, despejar las vías respiratorias, aliviar dolores musculares o molestias articulares.

Tipos de saunas a instalar en tu hogar.

Los tipos de saunas que debes considerar antes de instalar una sauna en tu hogar y disfrutar de todos sus beneficios son los siguientes:

  • La sauna finlandesa consiste en una habitación de madera en la que el calor es producido por piedras calentadas mediante calefactores eléctricos. Estas piedras desprenden un calor seco.
  • La sauna de vapor o baño turco funciona con vapor de agua caliente.
  • La sauna de infrarrojos, quizá menos conocida, es similar a la finlandesa puesto que se trata de un calor seco. Sin embargo el ahorro energético es mayor.

A continuación comentamos algunos de los principales aspectos a tener en cuenta a la hora de instalar una sauna en una vivienda o local comercial:

  1. El espacio: Para instalar una sauna vas a necesitar un espacio de al menos 4 metros cuadrados. Como es lógico este espacio debe estar dotado de las instalaciones de fontanería adecuadas para el funcionamiento de la sauna.
  2. Revestimientos: Las paredes del espacio deben estar recubiertas en su interior por un material apropiado para ello, que resista la humedad y el calor y no favorezca la proliferación de hongos o bacterias.
  3. Temperatura: La temperatura interior está entre 70 y 100º. Para mantener esta temperatura en el interior se colocan piedras calizas que se calientan mediante calefactores eléctricos.
  4. Aislamiento térmico: Para que la sauna no pierda el calor interior debe ubicarse en una habitación correctamente aislada térmicamente. Si la sauna se va a ubicar en el exterior de la vivienda se debe tener en cuenta a la hora de su construcción la instalación de un aislamiento térmico potente, así como las tomas eléctricas e instalaciones de fontanería necesarias.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.