Manchas de agua en los techos.

Manchas de agua en los techos. Por qué debes actuar cuanto antes.

Como podrás intuir las manchas de agua en los techos son indicadoras de que en tu tejado hay problemas de filtraciones y humedades. Esto puede generar muchos problemas que pongan en jaque la integridad estructura de tu hogar y también la salud de sus habitantes ya que la humedad puede perjudicar seriamente la calidad del aire interior.

Los techos de las casas unifamiliares están expuestas a las inclemencias meteorológicas. Si estás en una zona donde hay lluvias o nieves intensas, el agua procedente de estas puede filtrarse a través de las tejas y acabar provocando manchas de humedad en tu techo. Debes arreglar la fuga cuanto antes ya que si la mancha de humedad sigue creciendo, más vulnerable será tu hogar a los problemas de humedad y más probabilidad hay de que se genere moho y otros problemas estructurales.

Por tanto, te recomendamos que contactes rápidamente con una empresa de reformas que pueda llevar a cabo la reparación de las cubiertas y tejado de tu vivienda.

Las causas más comunes de estas filtraciones son normalmente los problemas en el sistema de tapajuntas o canalones. Estos se deterioran poco a poco como consecuencia de los fenómenos meteorológicos (lluvia, viento etc) y también debido a la actividad de los pájaros por ejemplo al crear nidos. Los cambios extremos de temperatura pueden también deteriorar los materiales haciendo que estos se rompan o sufran agrietamientos. Así, si vives en zonas donde el clima es severo las tejas de tu tejado pueden sufrir mucho más que en otras zonas de climas suaves. Una revisión regular y mantenimiento preventivo es la clave para evitar mayores problemas que deterioren seriamente tu tejado.

Las manchas de agua en el techo pueden además reducir drásticamente el valor de venta de tu vivienda si es que estás pensando en vender o alquilar. Así, que te recomendamos que hagas las reparaciones oportunas antes de dar cualquier otro paso.

Lo primero que te recomendamos es que localices la fuente de humedad. Esta puede venir directamente de un daño en el tejado, como te comentábamos, o bien de alguna rotura en tuberías. Es posible que ya se haya generado moho por lo que al investigar donde se encuentra el foco de humedad te recomendamos que te protejas las vías respiratorias.

A continuación debes ser capaz de evaluar con exactitud la extensión del daño y si la mancha de humedad del techo es nueva o bien es recurrente. En este último caso seguramente se deba a un daño en el tejado que requiera los servicios de un profesional para evitar el problema de raíz.

La mancha de agua puede limpiarse con agua y lejía aunque si el techo está muy deteriorado es posible que tengas que retirar todo el yeso dañado. Así, tendrás que quitar esa parte del techo y posteriormente añadir de nuevo el material y pintar para que el acabado sea perfecto.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.