Claves para construir una vivienda sostenible

Cómo construir una vivienda sostenible.

Construir una vivienda sostenible es actualmente una de las mejores inversiones que puedes realizar ya que te proporcionará grandes beneficios económicos, medioambientales e incluso un mayor confort.

Por ello, si te preguntas cómo construir una vivienda sostenbile debes saber que puede ser tanto construyendo la vivienda desde el principio o incluso haciendo una reforma de la que ya tienes. De ambas maneras, optar por elementos sostenibles te permitirá un mejor aprovechamiento de los recursos y un importante ahorro de dinero.

Te damos algunos consejos:

Utiliza pinturas ecológicas.

Denominadas eco-pinturas, resultan una gran opción ya que contienen ingredientes minerales y vegetales de origen natural, al mismo tiempo que carecen de petróleo, de plomo y de químicos tóxicos. Todo ello redunda en la ausencia de olores desagradables que causan alergias e inconvenientes respiratorios, sobre todo en los más pequeños.

Además, las pinturas ecológicas son muy confiables, seguras y de larga duración, por lo que superarán tus expectativas y te dejarán muy satisfecho.

Instala paneles solares.

Aunque requieren de una inversión inicial, sirven para ahorrar energía y a la larga un gasto de dinero mucho menor en electricidad. Tal es así que, si bien antes era muy recomendado para grandes empresas, ahora lo es también para casas u hogares.

Además, la instalación de paneles solares implica mayor seguridad; reportan fugas de agua, de gas y en los distintos sistemas, lo que posibilita resolver los inconvenientes de manera rápida y sencilla.

Utiliza un aislamiento térmico.

Sirven principalmente para complementar los paneles solares. También protegen los interiores de los hogares debido al daño que ocasiona la filtración de calor y humedad en paredes y techos.

Concretamente, la función de los aislamientos térmicos es separar el clima interior con el exterior con el fin de no dejar escapar la temperatura ideal en la vivienda.

De hecho, si careces de paneles solares, un aislante térmico permite reducir hasta un 35% el consumo de electricidad mediante la calefacción en invierno o el aire acondicionado en verano. Además, claro está, otorga un beneficio al medioambiente.

Instala ventanas amplias y aislantes.

Las ventanas amplias posibilitan un ingreso de luz natural mucho mayor y, por lo tanto, un mejor aprovechamiento de dicho recurso para ahorrar electricidad. A su vez, las que poseen doble vidrio impiden las pérdidas de calor en días en los que la calefacción permanece encendida.

Por otra parte, las ventanas amplias y de doble vidrio contribuyen a reducir los ruidos molestos provenientes del exterior, son más seguras y ayudan a filtrar el calor del sol.

Crea depósitos para el agua de lluvia.

El agua de lluvia puede ser mucho más que una diversión para observar desde tu hogar si sabes aprovecharla; sirve para el riego de las plantas, para la limpieza de determinados sectores y para la descarga de los baños, entre otras.

Construir una vivienda sustentable implica también creatividad; son decenas los recursos disponibles para hacer de cada necesidad un beneficio personal, económico y para el medioambiente a futuro.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.